viernes, 11 de noviembre de 2011

Defensa vs. Quilmes será un partido muy táctico y estratégico



No sólo porque de un clásico se trata sino además porque se enfrentan dos estilos de juego heterogéneos. Uno vertical, ofensivo y vertiginoso, contra uno especulativo, ordenado y prolijo. Posiblemente quien logre abrir el marcador tendrá gran parte del trámite del partido resuelto.

La pizarra de ambos entrenadores hoy por hoy, debe ser inentendible. Se dice que ningún técnico perdió partidos en su pizarrón, sin embargo cuando comience a rodar el balón, quien mejor se haya imaginado el juego, sacará una luz de ventaja, algo que en un clásico no es poca cosa. En ese ir y venir de estrategias, Caruso Lombardi parecería sacar ventaja, sin embargo, su planteo defensivo queda desorientado cuando recibe un gol en contra. Eso no le pasa al Halcón, ya que su principal libreto es atacar y atacar. En caso de que le conviertan el equipo ya sabe qué movimientos hacer y cómo lastimar. El golpe por golpe es lo que más le gusta al Negro Rodríguez. Desde lo anímico mucho no importa la actualidad futbolística, Defensa viene de sacar un gran resultado en Mendoza, pero nada importa en éste tipo de encuentros. Quilmes perdió en su estadio ante uno de los peores equipos del torneo, y llegará a Varela con la motivación necesaria para afrontar un clásico. Será un duelo de estilos, lindo para analizar, esperemos que cuando Delfino dé el pitazo final, sean los de verde y amarillo quienes terminen festejando.



Por Guido Cichello

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada